Mordisco: A veces el amor colapsa

A veces el amor colapsa

Gocho Versolari, Poeta

 

 

A veces, cuando llega al cielo,
el amor colapsa; la beatitud
lo vuelve anémico
apartado de las terrestres caricias,
de las hondas raíces,
de los pantanos,
de las arañas y los buitres
que  se aman entre ellos;
que nos aman;
que por la noche trepan a nuestras nalgas;
y el obsesivo amor rompe las barreras de la atmósfera
y llega al cielo envuelto en llamas,
expresando el equilibrio
en una danza jubilosa
para luego descender y descender
hasta encender la danza de los cerros
y detenerse en tu desnudez soberbia
cubierta de lodo,
dispuesta a bañarte en los helados manantiales
que descienden de la montaña;
dispuesta a entregarte
en esta mañana lustral,
lustrosa,
sostenida por cuatro querubines
que palidecen y se desintegran
mientras la tierra se llena de vacío
y el silencio de camas.
Modelemos el amor,
no lo hagamos simplemente.
Construyamos esta pequeña estatua de nosotros
ávida de dolores y de goces…
..explota el sol.

Yuri Yarosh 1969 (15)

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.