Descalzo en el Reino del Agua   3 – Las Bestias Redondas de la luna.

 

 

man_002_by_krakhan

 

Sueño mi propio oído

surgiendo de la tierra,

extendido a los cielos

como una extraña flor.

 

Desnudos mis pies,

tantean los oscuros laberintos,

las húmedas circunvoluciones,

el vórtice sombrío;

los martillos enormes

que templan mi dolor.

 

Sólo con mis plantas

puedo llegar al primer grito;

aquel que heló mis soles,

el que atronó mi vientre

y se instaló en mi pecho

como una roca alada.

 

Una oreja emerge de la tierra

con profundas raíces

que llegan al otro lado del planeta;

aglutinará imágenes

sutiles como nieblas:

dromedarios en negras caravanas;

seres azules,

evanescentes;

terneros con forma de elefantes

y auroras degolladas.

 

Mis pies descalzos

atraviesan las dentaduras de los vértigos;

el Mar de los Silencios;

caminan, recorren

los cilios celestiales

y llegan a aquel centro

donde la oscura soledad

arremete con chispas apagadas

y los cielos de adentro

estallan en sonrisas partidas,

en gestos,

 en recuerdos

de una extraviada tarde

que aún sigue buscando su sendero.

 ba2c00e9d07517db54d8aa0b96baceab

 

Finalmente, mis plantas

arriban al inicial gemido

adusto y apretado,

en el centro oscuro del oído

y el tenue flanco de mi pie derecho

canta la queja como un pájaro

que pretendiera penetrar los soles.

 

Bebo con mis pies el eje lóbrego;

con el sol que atraviesa

el centro de mi planta

y la recorre entre trinos y arreboles:

 

 Salgo por el terciopelo negro

del oído profundo;

mis pies,

fieles a su desnudez,

recorren ahora la brisa de la noche.

 

Más tarde

beberán la música apretada

que armonizan noche a noche en el vacío

las bestias redondas de la luna.

 
© Gocho Versolari


5 Comments

  1. La verdad, que es impecable la ductilidad con la que se expresa este nato Argentino, cada vez que leo algo de el, siento un juego de pin pong en mi mente, un juego sano de llevarme y volverme a un centro, por descubrir mas entuertos que lo imaginarios en cuentos, un placer leer.

    1. Estimado Daxiel. Gracias por tu muy aguda observación. En realidad lo que expresas es lo que intento hacer cuando escribo el poema. Como se trata de indagar y explorar zonas nuevas, siempre me queda la duda de si lo he logrado, pero una expresión como la tuya me permite sospechar que estoy en buen camino. Un abrazo y que pases un hermoso día.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.