Vídeo Poema: Esta Mujer con un Monstruo en el Pecho

 

El monstruo que una vez
devorara a la hermosa muchacha,
se transformó en ella al paso de los años.

Y hoy vemos la silueta sinuosa
entre las nubes del rocío;
brillante bajo las estrellas del invierno;
acerada bajo los pies de la mañana.

Y hoy vemos
el monstruo transformado en mujer
entrar por nuestra puerta,
arrodillarse en nuestra cama,
con las plantas llagadas
de tanto caminar descalza
las eternas espinas de la noche

Un copular azul de pájaros,
de vómitos de nubes
lentas
suaves…
…y esta mujer que hoy hiere de belleza,
que es el terror antiguo de aldeas y labriegos;
esta mujer
con un monstruo en el pecho; esta mujer
que suelta los cabellos
y se entrega desde sus pies profundos
balanceando y revolviendo
mis caderas…

Llueve de pronto;
se desbandan
bromas de niños por los cuencos de la tarde.

 

bill-domonkos-3

GOCHO VERSOLARI

4 Comments

  1. Tus poesías son espectaculares, pero lo que más me gusta es que siempre encuentro en ellas un verso que me toca, “se desbandan bromas de niños por el cuenco de la tarde”. Madre mía, señor, me quito el sombrero ante usted. Un gran beso, querido Gocho.

    1. Querida Ana. Gracias nuevamente. Te diré sin embargo y a fuer de ser honesto, que este verso es una glosa de otro de César Vallejo, que en su poema “Enereida” dice “Hoy hace mucho tiempo que mi padre no sale/Una broma de niños se desbanda”. Resulta que me formé con Vallejo y a veces intercalo expresiones suyas. En algunos casos las pongo en cursiva, como si se tratara de citas poéticas, pero en este no lo tuve en cuenta. Te envío el enlace para que puedas leer el poema completo, que es excelente: http://www.poesi.as/cv18020704.htm

      Un fuerte abrazo, querida amiga y otra vez gracias.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.