Toda Mujer guarda la Luna en las Plantas de los Pies

 

Toda mujer guarda la luna en la planta de los pies.

Desordenados, los hombres la buscamos

en los senos, en el sexo, en los ojos, en las piernas;

en el hueco de los hombros…

…y ellas andan descalzas

y la luna en las plantas

sube y baja

del talón a los dedos: navío al garete;

niño furioso y riente;

la esquiva luna en las pequeñas plantas

con misterios que crujen; con su carga de toros

y de recién nacidos; con su ímpetu

de bestias y de hombres.

 

Si besáramos las plantas

del talón a los dedos,

nos llenaríamos de luna la boca, la glotis, el esófago;

la vieja luna que invadiría las entrañas

para atragantar de claridad

la vida entera
after_a_long_days_work_by_foxy_feet-d7fe6te

GOCHO VERSOLARI

Certamen de Poesía ” El Influjo de la Luna” (De “Letras como Espada) – Poema finalista.

 

5 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.